Qué tipos de energía solar existen y cuáles son sus beneficios

La energía solar es una de las más conocida por los usuarios. Es bien sabido que dicha energía se obtiene a través del calor que emite el sol y se acumula gracias a placas fotovoltaicas instaladas en viviendas, edificios o espacios de gran amplitud.

Gracias a lo anterior, sumado a la innovación tecnológica, las nuevas generaciones de consumidores ya pueden gestionar su propio energía, ser autosuficientes y sostenibles con el medio ambiente. Es importante tener en cuenta que existen varias modalidades de energía solar, además de la fotovoltaica también se encuentran la térmica y la pasiva.

Energía solar pasiva

La energía solar pasiva se caracteriza por tener un coste muy reducido en su obtención y transformación. Este tipo de energía solar recibe este nombre ya que no trabaja con ningún dispositivo mecánico eléctrico, sino que utiliza componentes del hogar como paredes, suelos, techos, ventanas u otros elementos para controlar el calor creado por el sol y, como consiguiente, ofrecer iluminación al hogar, calefacción e incluso refrigeración.

Dentro de este tipo de energía solar se distinguen: la pasiva, de la que ya hemos hablado, y la activa que es la famosa energía solar fotovoltaica y la energía solar térmica.

Este tipo de sistemas se incluyen en las nuevas edificaciones que se basan en aprovechar al máximo el clima, diseñando edificios que aprovechen las horas de sol y que se centran en añadir elementos como las ventanas, acristalamientos pero especialmente, un buen sistema de aislamiento térmico.

Este tipo de técnicas se pueden incluso aplicar en edificios ya construidos, y adaptarlos de la mejor manera para conseguir una construcción sostenible y eficiente.

Energía solar térmica

En el caso de la energía solar térmica se centra en aprovechar el calor que emite el sol para transferirlo a un medio que también porte calor, como el aire o el agua. Este tipo de energía puede utilizarse en tanto para uso doméstico a través de una pequeña instalación, como en grandes centrales de energía solar térmica mediante un punto que genere vapor y que accione una turbina encargada de crear energía eléctrica.

Energía solar fotovoltaica

La energía solar fotovoltaica la más conocida y pionera de todas las modalidades de energía solar, y como ya comentamos anteriormente, consiste en la transformación directa de la radiación del sol en energía eléctrica gracias a las placas fotovoltaicas.

La utilización de la energía fotovoltaica permite reducir la dependencia de otras fuentes de energía no renovable como la energía nuclear o los combustibles fósiles.

En definitiva, la energía solar sigue siendo uno de los principales reclamos para aquellos usuarios que quieren contribuir a un mundo sostenible, mejor y ver reducida sus facturas de manera considerable. Gracias a los últimos avances de la tecnología, cada vez son más los usuarios que apuestan por la instalación de placas fotovoltaicas en sus hogares, con el objetivo de aprovechar esta energía renovable e ilimitada para crear un hogar más eficiente.

Si deseas informarte sobre la energía solar, que instalaciones trabajan con ella y cuáles son sus beneficios, tan solo deberás consultar la siguiente web.

Artículo escrito por Andrea

Nosotros utilizamos cookies para personalizar la experiencia del usuario y medir el rendimiento tanto de nuestros sitios como de nuestra App. Si usted continúa navegando, usted es consiente de la instalación de las cookies en su navegador mientras consulta, utiliza o se suscribe a nuestros servicios. Para más información y/o para configurar sus cookies, pinche aquí.