Endesa cambio domiciliación

¿Cómo hacer un cambio de domiciliación con Endesa?

La domiciliación es una forma de pago muy práctica. Consiste en dar la orden al banco de traspasar cierta cantidad de dinero de una cuenta bancaria a otra cada mes o el tiempo que determine el propietario de dicha cuenta (también puede elegir el día del mes para hacer la operación. Es muy útil para los desembolsos, ya sea el alquiler de un piso, la cuota del gimnasio o por pertenecer a la Asociación de la Prensa, por ejemplo. El cliente se despreocupa de tener que transferir el dinero y el banco lo hace de forma automáticamente. En el momento en el que el cliente ya no debe pagar lo cancela y ya está.

Para pagar los suministros de luz y gas también se emplea esta forma de pago. Sin embargo, puede darse la situación de que el usuario decida pedir un cambio de domiciliación para pagar sus facturas de Endesa, puesto que desea cambiar de banco, tiene una cuenta donde ingresa más dinero… Puede haber mil motivos diversos. En este artículo te explicaremos cómo hacerlo. No obstante, no hay que confundir pedir un cambio de domiciliación con solicitar un cambio de domicilio con Endesa o con cualquier otra compañía. En el primer caso se trata de una modificación de la cuenta bancaria mientras que en el segundo se cambiaría de dirección postal y, por lo tanto, la localización del suministro.

Por otro lado, además de cambiar el número de cuenta donde llega cada mes el recibo de Endesa también se pueden hacer otro tipo de trámites en este sentido como: añadir otras cuentas bancarias, gestionar suministros con diferentes cuentas o solicitar un cambio de titular.

¿Dónde hacer un cambio de domiciliación?

¡Atención, clientes de Endesa! Si necesitáis hacer un cambio de cuenta podéis realizarlo llamando a un teléfono gratuito de Endesa (atención al cliente del mercado regulado: 800 76 03 33; atención al cliente del mercado libre: 800 76 09 09) , acudiendo a una de sus sedes (localiza aquí la más cercana) que están repartidas por todo el territorio español o hacerlo directamente a través del área del cliente. Esta última opción es muy aconsejable, desde la oficina virtual de Endesa el usuario puede eliminar su anterior cuenta bancaria y escribir la nueva, son cinco minutos. Solo tiene que seguir estos pasos: acceder al área de clientes, mi perfil y cuentas bancarias y domiciliaciones. En ese último apartado aparecerán todas las cuentas bancarias de ese suministro (en caso de que haya más de una).

Este tipo de trámites relacionados con modificaciones de datos son de los más sencillos de hacer a través de la zona digital que ofrece esta comercializadora. Se pueden comenzar en cualquier momento y lugar, solo son necesarios los datos del cliente y tener conexión a internet. No obstante, para acceder al Área de Clientes, sí que se requiere estar registrado antes. Si se accede por primera vez también se puede hacer inmediatamente.

¿Cuándo hacer un cambio de domiciliación?

Como ya hemos dicho anteriormente, hay muchos motivos para querer cambiar las domiciliaciones bancarias de los contratos de Endesa o de cualquier otra comercializadora. Hacer un cambio de domiciliación es gratis y se puede llevar a cabo en cualquier momento, pero hay un aspecto que el cliente tiene que saber antes de empezar este trámite. Al cambiar la cuenta bancaria o al domiciliar el pago de las facturas, el usuario tiene que autorizar a la comercializadora, en este caso a Endesa, a cobrarle en euros directamente en dicha dirección. Este proceso lo hará a través de un documento que se llama Mandato SEPA y que es obligatorio en la Unión Europea.

Este papel es simplemente para gestionar esta transacción de forma legal y regularizar las comisiones. En algunos casos ni siquiera es necesario, por lo que, si Endesa no lo solicita, quiere decir que no se precisa. En caso afirmativo, el documento está disponible en internet y tan solo hay que firmarlo y mandarlo al correo electrónico sepa@endesa.es o por correo postal a la dirección calle Manufactura, 11 Parque Industrial Pisa 41927 Mairena del Aljarafe (Sevilla).

Endesa ofrece la posibilidad de añadir diferentes cuentas en un mismo suministro y gestionar cuándo se debe cobrar en una y cuándo en otras. Por eso, en ocasiones, no es necesario terminar el proceso de cambio de domiciliación.

Por otro lado, si el motivo del cambio es que la cuenta bancaria no tiene saldo y se ha generado un retraso en el pago de las facturas el cliente deberá solucionar esos impagos antes. Puede hacerlo con una tarjeta bancaria -de cualquier entidad- de forma online. En el área personal de cada cliente están señaladas las facturas y sus estados. En concreto, solo pueden estar de dos formas: pagada o pendiente de pago. Pero tranquilos, Endesa da un margen de de 20 días para abonarlo (sin gastos añadidos). Es importante subrayar que si se paga mediante transferencia o acudiendo a una ventanilla de un banco, hasta dentro de 3 días no será efectiva la operación. Por ello, mucho cuidado con los plazos para evitar tener problemas con la comercializadora.

Si el cliente tiene dificultades económicas, los impagos se repiten y realmente no puede abonar cada mes su factura de luz, lo más aconsejable es que pida el Bono Social (únicamente disponible en el mercado regulado con la tarifa PVPC). Gracias a esta ayuda, el usuario (si cumple todos los requisitos que se le demandan para darle este pago) tendrá un ahorro del 25% al 40% en sus recibos, puesto que el Estado se hará cargo de ellos.

Otras formas de pagar las facturas con Endesa

No obstante, parece que la domiciliación sea la única forma de pago posible, si bien es la más utilizada, también existen otras opciones:

  • Tarjeta de crédito. Ya la hemos mencionado para subsanar los impagos. Es una opción muy rápida.
  • Por ventanilla. Para realizar este pago, junto a la factura de la luz hay un documento con el que debe ir a cualquier oficina de correos, oficinas bancarias elegida por la comercializadora o sede indicada para efectuar el pago.
  • Transferencia bancaria. Es importante indicar el número de contrato de la factura en el asunto y no es una gestión inmediata.
  • Cajero automáticos. Con el código de barras del recibo es posible pagar, pero con una tarjeta, no en efectivo. El cajero imprimirá un justificante de pago.

¿Cuándo hacer un cambio de titular en vez de domiciliación?

En algunas ocasiones lo más conveniente no es hacer un cambio de domiciliación de un contrato de Endesa, sino cambiar el titular de dicho suministro. La situación más habitual donde se da esto es a la hora de alquilar un piso. Muchos propietarios deciden cambiar la cuenta bancaria, para que sean los inquilinos los que reciban las facturas y se les cobren a ellos pero, si se analiza esta circunstancia, no resulta beneficioso para ninguno de las dos partes.
El nombre que figura en el contrato señala quién es el responsable de ese suministro. Por esta razón, si hay cualquier momento de impago se le reclamará a la persona que está en el contrato. Por otro lado, si es el arrendado el que está en dicho documento tendrá la posibilidad de cambiar de tarifa o de potencia siempre que quiera, tendrá el poder. Por esto es recomendable, que los alquilados se hagan cargo de los contratos de todos los suministros. Nadie mejor que ellos mismos conocen sus necesidades y no tienen que pedir al propietario estos cambios, ya que si figuran en el contrato pueden hacerlos ellos mismos.

Endesa también recoge otros dos casos donde es conveniente un cambio de titular, en concreto, por fallecimiento o si ocurre un divorcio. Esta gestión, al igual que el cambio de cuenta bancaria tiene un coste de 0 euros y se puede hacer cuando se desee. Para cambiar el titular de un contrato de Endesa se puede recurrir a hacerlo de forma online (en la zona de Área de Clientes como antes), telefónica o presencial en una oficina.

¿Qué documentación se necesita para cambiar de titular con Endesa?

En este caso, la compañía energética pedirá estos papeles para llevar este proceso de modificación de titular. Además, tiene que ser el nuevo titular el que lo solicite:

  • Dirección del suministro, sea un local o una vivienda
  • Cuenta bancaria a la que quiere que se domicilien las facturas
  • Datos personales del nuevo nombre que figurará en el contrato
  • Papel que demuestre que la persona es propietaria de la casa o tiene un contrato de alquiler

FAQ

¿Se puede quitar la domiciliación con Endesa?

En cada contrato se solicita una cuenta bancaria para cobrar ahí las facturas. El cliente puede modificarla las veces que quiera, tal y como hemos contado en el artículo, pero sí que es cierto que el cliente puede elegir la opción de hacer un ingreso cada mes (o cada dos) en la entidad convenida.

Redactor

Escrito por Paula Morales

Actualizado el 18 Nov, 2020

Comentarios

star star star star star

Lee más sobre nuestra política de control y tratamiento de opiniones