Electrodomésticos de Bajo Consumo Eléctrico

Los electrodomésticos de bajo consumo son necesarios en cualquier hogar de hoy día. El consumo de energía generalmente se mide en kWh; 1 kW equivale a 1,000 vatios. En 2001, el mundo entero consumió alrededor de 13.9 mil millones de kW de electricidad. De ellos, el 3.45% se consumía con electrodomésticos. A día de hoy, a nivel global más del 30 por ciento de la electricidad se consume en los hogares, por encima que el ámbito comercial o industrial.

¿Por qué es este consumo de energía tan alto? La respuesta es simple, los electrodomésticos consumen mucha energía.

En los últimos 30 años, la cantidad de electrodomésticos de   baja potencia ha aumentado. Por ejemplo, una nevera producida en 1979 consumía entre 120 y 300 kWh, mientras que los frigoríficos con nevera de hoy solo consumen 30 kW al mes. Y sí se trata de frigoríficos de bajo consumo, aún menos.

Otros, los pequeños electrodomésticos como la tostadora, el secador de pelo, la cafetera, aspiradora y plancha tienen un consumo alto mientras funcionan, si bien, afortunadamente, su uso suele ser puntual por lo que el consumo global que representan es escaso.

En cualquier caso, vamos a mostrarte algunos datos de los dos mayores consumidores energéticos del hogar:

Calentador de agua

Los calentadores de agua representan el 12% de toda la energía del hogar. Utilizamos termos eléctricos de agua en diferentes partes del hogar, como la cocina y el baño, lo que aumenta enormemente nuestro consumo. El consumo promedio de estos electrodomésticos es de  400 kW / mes, si bien dicha cifra puede reducirse aproximadamente en un 35% usando termos eléctricos de bajo consumo.

Sin embargo, la cantidad de consumo depende de varios factores, como el tamaño del calentador de agua, la temperatura del agua y su consumo. Presta atención a los siguientes consejos que pueden ayudarte a reducir su consumo de energía:

  • Verifica la temperatura. La temperatura por encima de 50 ° C es demasiado alta y no es adecuada.
  • Aísle el depósito y las tuberías.
  • Retire una cuarta parte del agua del calentador de agua mensualmente para evitar que se produzcan sedimentos.
  • Reduzca su tiempo de ducha y apague la opción de agua caliente de su lavavajillas.

Calefactores

El sistema de calefacción del hogar es de muy alto consumo, mucho más de lo que parece, aunque se considera una necesidad en según qué poblaciones.

Los calefactores eléctricos de bajo consumo son extremadamente eficientes desde el punto de vista energético, y varios modelos de estos electrodomésticos  tienen un consumo de energía promedio de 100 kW a 3,500 kW / mes.

Otro factor que afecta el consumo de estos aparatos es el grado de temperatura en el que están configurados. El uso de calefactores de baja potencia y la reducción de los niveles de calor pueden reducir el consumo de energía en hasta un 78%. No obstante, presta atención a las siguientes recomendaciones:

  • Pon un termómetro en casa que te ayude a saber si es necesario encender calefactores y radiadores.
  • Mantenga la temperatura a un nivel adecuado, no se olvide de usar también ropa de abrigo.
  • Reemplace los filtros a tiempo.
  • Revise su tarifa eléctrica. Aplique discriminación horaria para pagar menos por el consumo.

Artículo escrito por David Ruiz

Nosotros utilizamos cookies para personalizar la experiencia del usuario y medir el rendimiento tanto de nuestros sitios como de nuestra App. Si usted continúa navegando, usted es consiente de la instalación de las cookies en su navegador mientras consulta, utiliza o se suscribe a nuestros servicios. Para más información y/o para configurar sus cookies, pinche aquí.