Tarifa último recurso o TUR

La tarifa de último recurso de luz es una de las más desconocidas por el usuario. En el siguiente artículo ofreceremos toda la información sobre esta modalidad.

¿Qué es una tarifa de último recurso de luz o TUR en 2020?

Este tipo de tarifas sólo pueden ser contratadas a través de comercializadoras de referencia, es decir, aquellas designadas por el gobierno y que éste les permite ofrecer estas tarifas dentro del mercado regulado a sus clientes.

Muchos de los usuarios conocen la tarifa último recurso de la luz, como TUR pero desde hace un tiempo este tipo de tarifas han sido rebautizadas como tarifas PVPC, (Precio Voluntario al Pequeño Consumidor), siendo así una de las nuevas tarifas de luz en el mercado.

Desde el pasado 2009, con la liberación del mercado eléctrico, este tipo de tarifas cambiaron de nombre pasando a ser las actuales PVPC. En este caso, este sistema trabaja en el mercado regulado, en el que el propio gobierno, más concretamente el Ministerio de Industria, estipula los precios del kWh que se revisan cada trimestre.

¿Qué diferencias hay entre la tarifa TUR de Endesa y Naturgy?

Las comercializadoras de luz y de gas buscan ofrecer las mejores prestaciones a sus clientes, mediante interesantes ofertas que fusionan la Tarifa TUR con otras prestaciones. Este caso las dos opciones relacionadas con las tarifas de último recurso de luz de Endesa son:

Tarifas TUR Endesa Término fijo Término variable Consumo anual
TUR 1 4.26 €/mes 0.0479 €/kWh Hasta 5.000 kWh
TUR 2 8.02 €/mes 0.0403 €/kWh Entre 5.000 y 50.000 kWh

A diferencia de Endesa, la tarifa último recurso de la luz de Naturgy (ex- Gas Natural Fenosa) es la siguiente:

Término fijo Término variable Consumo anual
TUR 3.1 4.26 €/mes 0.0479 €/kWh Hasta 5.000 kWh
TUR 3.2 8.02 €/mes 0.0403 €/kWh Entre 5.000 y 50.000 kWh

Otras tarifas interesantes de analizar son las tarifas de Iberdrola 2020, de las cuales destaca el Plan Estable de Iberdrola. Un plan sin sorpresas con un precio estable del término variable y del término fijo durante el año de facturación completo.

¿Qué tipos de mercados hay?

En definitiva, el mercado de los suministro eléctricos se divide en dos mercados básicos:

  • Mercado libre: En el que las comercializadoras son las encargadas de poner el precio al kWh y pactar con sus clientes las condiciones de contratación mediante tarifas personalizadas y adaptadas a los hábitos de consumo de sus clientes.
  • Mercado regulado o PVPC: Antes del 2009 era conocido como tarifas de último recurso o TUR, actualmente son solo las comercializadoras de referencia las que pueden comercializar con este tipo de tarifas en base a los precios proporcionados y establecidos por el propio gobierno.

Dentro de las tarifas reguladas existen una serie de ofertas enfocadas a la discriminación o no horaria.

Diferencias entre el mercado libre y el mercado regulado

Existen grandes diferencias entre un mercado libre y un mercado regulado que el usuario deberá contemplar y estudiar antes de decidirse por uno u otro. A continuación mostramos las diferencias.

Tipos de mercado

Ventajas

Inconvenientes

Mercado libre con tarifas propias del catálogo de las compañías
  • Posibilidad de descuentos en alguno de los términos o en ambos temporalmente.
  • Se ofrecen servicios adicionales que benefician al consumidor.
  • En el caso de las tarifas planas el cliente conoce el importe mensual total.
  • Opción para aplicar la discriminación horaria de manera personalizada, para adaptarse a las preferencias del consumidor.
  • Proporcionan seguridad al cliente porque conoce el precio en todo momento.
  • Con algunas tarifas y compañías los clientes están obligados a la contratación de servicios extra anuales de mantenimiento.
  • Pueden incluir cláusulas de permanencia que impiden cambiarse a otra tarifa o compañía.
  • El precio está por encima del oficial porque las empresas necesitan un margen de beneficio debido al servicio.
Mercado regulado con las tarifas PVPC (para la electricidad) y TUR (para el gas)
  • Tarifa pensada para proteger al consumidor.
  • En las tarifas no se incluyen servicios de mantenimiento.
  • Se pueden consultar los precios del kWh en todo momento, por lo que se puede planificar el consumo y así conseguir ahorrar, consumiendo en las horas más baratas.
  • El cliente desconoce el coste de la luz consumida durante el mes hasta que recibe la factura.
  • No existe ningún tipo de descuento aplicable.
  • Inestabilidad de precios debido a la oferta y la demanda del mercado mayorista e imposible previsión de la evolución de los precios.

Ventajas y desventajas de las tarifas de último recurso de la luz 2020

Las ventajas de escoger una tarifa de último recurso para la luz es que el precio estará fijado por el Estado, es decir, por el Ministerio de Industria y Comercio, y únicamente el precio varía en base al tipo de contador que disponga el cliente.

Al parecer, los contadores digitales provocan una variación del precio a cada hora. Aunque, una de las grandes desventajas de esta tarifa es que el cliente no sabrá el precio de la luz hasta que le llegue la factura mensual, bimensual o trimestral, dependiendo de lo que prefiera el consumidor.

Esta tarifa ofrece una seguridad a los clientes, pero si es cierto que no todos tienen acceso a ella. Únicamente pueden acceder a ella aquellos usuarios que tengan contratada una tarifa de 10 kWh o menos. Otra de las opciones posibles es contratar una tarifa plana de luz, donde el consumidor pagará siempre el mismo precio mensual sin importar cuánto ha consumido.

¿De qué se compone la tarifa de último recurso?

La tarifa de último recurso y sus precios se componen de varios factores que forman la factura final de la luz, además del precio base fijado por el gobierno español:

  • El término de consumo que es la parte variable centrada en el gasto y el consumo que realice el cliente.
  • El término de potencia, marca la potencia eléctrica que el usuario quiere contratar y que es una parte fija de la factura. En este caso, el cliente puede aumentar o reducir la potencia contratada en base a sus hábitos de consumo.

Tarifas de último recurso electricidad con discriminación horaria

En este caso, las tarifas de último recurso de electricidad también disponen de dos tipos de modelos:

  • Sin discriminación horaria, es decir, una tarifa fija en la que se mantiene el precio del kWh durante el día.
  • Con discriminación horaria: A pesar de que es el Gobierno quien se encarga de poner precio al kWh, en este caso el coste puede variar en base a la hora del día en que se haga uso del suministro eléctrico.

Esta opción es muy ventajosa para aquellas personas que lleven a cabo un gran consumo de electricidad, especialmente, aquellas que realicen un consumo abundante de luz durante horas nocturnas.

FAQ

¿Dónde encontrar el BOE de la tarifa de último recurso de la luz 2021?

La tarifa de último recurso de electricidad del 2018 se publica en el BOE, y se realiza una actualización cada trimestre así como también se publica de manera física y digital, por lo que todo usuario puede consultarlo a través de la siguiente web.

¿Qué requisitos necesito para contratar una tarifa de último recurso de la luz?

Los requisitos de la tarifa de último consumo de electricidad son claros: esta tarifa únicamente pueden contratarla aquellas personas que tengan contratada una tarifa igual o inferior a 10 kWh que, por lo general, suele ser la tarifa que tiene la mayoría de los usuarios.

Además, el usuario deberá informarse de qué empresas son las comercializadoras referencia nombradas por el estado y que ofrecen este tipo de tarifas.

Actualizado el 8 Jun, 2021

redaction La rédaction
Redactor

leticia

Comentarios

bright star bright star bright star bright star grey star